Las chapas utilizadas para la realización de los depósitos son en acero AISI 304 y 316 de primera selección. El acero INOX es adecuado para la construcción de los depósitos gracias a sus característi-cas siguientes:

  • inercia química a los agentes corrosivos presentes en el vino, el aceite y la cerveza;
  • insípido, inodoro;
  • remoción fácil de eventuales incrustaciones;
  • facile e sicuro lavaggio;
  • retención bactérica casi nulla gracias a su superficie lisa
  • resistente a la corrosión exterior.

Fajas de cambio térmico construidas para garantizar una superlativa eficiencia de cambio. Aislamiento realizado a través las más modernas tecnologías para obtener el máximo rendimiento de las fajas de refrigeración y la mínima dispersión térmica tal de garantizar menores costes de gestión y el máximo rendimiento.
Los accesorios están realizados en acero inoxidable de primera selección.

Es un sistema que ofrece óptimas garantías técnicas y estéticas porque no añade material. El gas inerte, introducido en la fase de soldadura, excluye el oxígeno el cual es causa de la alteración de la escructura molecular del acero y que podría ser atacado por los líquidos sumergidos en los contene-dores.
El constante control del personal especializado siempre garantiza la máxima precisión de la soldadura.